//¿Piel seca? Acaríciate

Piel seca: Las caricias y los bebés

Desde ya hace años se sabe que cuando un bebé nace prematuramente, es de vital importancia que reciba contacto, mimos y caricias. Y no solo es importante en bebés prematuros, sino que se aconseja a cualquier mamá que acaricie a su bebé. Ello le transmite amor, protección y la seguridad de que no está solo.

¿Por qué la piel?

La epidermis, que es la capa superficial de nuestra piel, está controlada por una zona de nuestro cerebro que controla todo lo que tiene que ver con contacto y separación.

bebé piel no seca

Cuando todo está OK, la piel está OK: nutrida y sana. Pero cuando vivimos un conflicto de separación, por ejemplo, me siento separado de mi pareja, nuestra piel entra en estrés y en este estado se microulcera. Es entonces cuando tenemos piel seca.

El mensaje que nos envía nuestra piel es más profundo y sencillo

Cuando tenemos la piel seca estamos viviendo en alguna medida un conflicto de separación. Pero cuando vivimos un conflicto de separación con alguien, tenemos un conflicto de separación con uno mismo. ¡¿Cómo?!

Deja que lo formule de esta forma: ¿Tienes la piel seca? ¿Desde cuándo no te acaricias?

manos piel seca

A medida que crecemos nos desconectamos un poco más de nuestra biología, con sus respectivos resultados en el mundo que vivimos. Uno de ellos es que limitamos, e incluso censuramos el contacto físico a muy pocas ocasiones. Con lo que si de pequeños abrazarnos, acariciarnos y regalarnos muestras de amor era lo más natural del mundo… ¡Ay cuando somos mayores!

Y como a nuestro cerebro inconsciente le dan igual los “motivos” y justificaciones por los cuales no damos caricias ni a los demás ni a nosotros, la piel se seca en el mejor de los casos. Porque nuestro cerebro inconsciente quiere una cosa: que sobrevivamos. Y sabe muy bien que para sobrevivir el contacto y el amor es de vital importancia.

Nuestro cerebro NO nos dice: “Oye amigo, la etapa de las caricias ya pasó. Dedícate a otras cosas que tienes ya 45 años“.

Eran importantes cuando tenías 3 meses de edad y son importantes ahora.

Acaríciate

Regálate un instante. Busca un lugar en el que tengas un espacio con cierta intimidad para estar contigo. Ahora observa tus manos. Fíjate en todos los detalles visuales de tus manos. Si hay algún lunar, los vasos sanguíneos… Tómate tu tiempo, y con todo el cariño regálate una caricia. Acaricia también tus brazos con toda la simpatía y amor del mundo. Puedes seguir por tu cara también, por todas las partes de tu rostro. Viaja hasta tus piernas. Explora tu cuerpo.

Piel seca. Acaríciate

Lo importante es la consciencia con la que lo hagas. Regálate un instante. Regálate amor.

Este ejercicio también puedes realizarlo utilizando aloe vera o alguna crema o aceite hidratante.

¿Tienes una zona de la piel especialmente seca? Acaríciala y experimenta dar por el placer de dar.

El amor hacia ti es el mayor regalo de amor del mundo.

Fuente

By |2018-10-12T11:24:45+00:00julio 7th, 2018|Artículos|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment